OROÑO NICASIO (1825 -1904)

Aunque nació en Coronda, provincia de Santa Fe el 20 de julio de 1825, Nicasio Oroño fue un rosarino de corazón, que trabajó como pocos por el progreso de la ciudad, y el país en los difíciles días de la Organización Nacional.

Hijo del coronel unitario Santiago Oroño y Juana Ávila Baigorria.

Cursó estudios secundarios en el Colegio de Ciencias Morales, que más tarde recibiría el nombre de Colegio Nacional de Buenos Aires.

A los 16 años toma las armas para acompañar a su padre y participa de las campañas dirigidas por Juan Lavalle y José María Paz.

Miguel Angel De Marco expresa: "El joven Nicasio Oroño tras largos años de batallar en los enfrentamientos civiles, junto a su padre se había afincado en Rosario. Con las características propias de un auténtico visionario, se encargó de solicitar al Sr. Presidente de la Nación, don Justo José de Urquiza que gestionara ante el gobierno provincial, la organización política y administrativa del departamento Rosario".

Se casó en 1839 con Joaquina Cullen, hija de Domingo Cullen, gobernador de Santa Fe.

En 1852 participó de la Batalla de Caseros, formando parte de las tropas entrerrianas al mando de Ricardo López Jordán, una de las divisiones del Ejército Grande.

Una vez promulgada la ley que declaraba ciudad a Rosario, el gobernador de la provincia, José María Cullen cuñado de Oroño, nombra a éste jefe político de la ciudad.

Su primer nombramiento como tal fue firmado por el gobernador D. José María Cullen, cuando Oroño no había cumplido los 30 años, circunstancia que causó cierto revuelo en el vecindario.

Los políticos opositores hablaron del favoritismo y lo consideraron inmaduro para el cargo. Pero empezó a trabajar y bien pronto la población pudo observar, con simpatía, el dinamismo y la contracción al trabajo con que abordaba sus iniciativas.

Con la intención de que la provincia creciera, en 1854 envía una carta a Justo José de Urquiza, presidente de la Confederación Argentina, proponiéndole un plan de organización institucional para Rosario, propuesta que fue aprobada logrando que se promulgue un ley al respecto. El 17 de agosto de ese año es nombrado administrador de Aduanas.


En ese mismo año, 1854, lo primero que le interesó fue organizar un servicio de serenos, encargados de la custodia nocturna, en la zona céntrica, pero no fue atendido por las autoridades del momento hasta que ya funcionario confeccionó un Reglamento que fue aprobado por la Cámara de Representantes (hoy llamado Consejo Deliberante) por ley del 29 de mayo de 1855.


La ciudad poseía en esa época un cementerio en lo que es hoy, la manzana comprendida entre las calles Corrientes, Paraguay, Jujuy y Brown, exactamente en el predio que luego ocuparía el Ferrocarril Central Argentino y surgió la idea de construir uno nuevo, construcción que comenzó reitero bajo la administración de Oroño, a principios de 1855 quedando habilitado el Cementerio del Salvador el 7 de julio de 1856.

El activo corondino de nacimiento, aunque rosarino por adopción, ya reorganizado el país ocuparía diversos cargos de importancia: diputado provincial y presidente de la Legislatura, convencional por Santa Fe en 1860, diputado nacional entre 1862 y 1864.

Desde 1865, como gobernador de Santa Fe pudo concretar nuevos proyectos.
En efecto como Rosario carecía de un mercado donde pudieran concentrarse los alimentos para abastecer a la población. Durante su gestión se concretó la iniciativa a construirlo, por ley del 6 de octubre de 1855.

Muy bien le dijo Juana Manso: "En la historia del Estado de Santa Fe, Ud. será siempre su gobernador pionero".

Durante su mandato también impulsó la organización institucional de la provincia. Sancionó la primera ley de matrimonio civil de la cual se tiene noticias en el país el 18 de septiembre de 1867 para la provincia de Santa Fe.

Luego de finalizado su mandato, en 1868 es electo senador nacional, y desde su cargo promueve la colonización y expansión del país.

En 1891, tras un periodo de inactividad política, es nombrado director de la Oficina de Tierras y Colonias de la Nación, pero es destituido por sus diferencias políticas con el presidente de la nación, Luis Sáenz Peña.

Durante 1899 es electo diputado constituyente para la convención que, al año siguiente, sanciona la Constitución de la provincia de Santa Fe.

Para 1902 es nuevamente electo diputado nacional, pero dos años más tarde, el 12 de octubre de 1904 fallece en la ciudad de Santa Fe.


Muy bien le dijo Juana Manso: "En la historia del Estado de Santa Fe, Ud. será siempre su gobernador pionero".

De ahí en más el escenario de su lucha se centró en el Congreso de la Nación, en calidad de senador nacional por Santa Fe.
Al dejar esa banca diría :”Puedo afirmar que todas las leyes que implicaron un adelanto moral y material para el país llevan mi firma.”
Dio prioridad a la política de tierras es decir fomentando la colonización planificada, y todo su gobierno persiguió un amplio objetivo modernizador, reflejado en la gran cantidad de obras públicas.

El 12 de octubre de 1904 dejó de existir en la Capital Federal., don Nicasio Oroño, el mismo día que asumía la presidencia de la República su antiguo amigo, el doctor Manuel Quintana, que pensaba designarlo ministro de Agricultura por haber sido uno de los fundadores de esa actividad.

 

oronio.jpg (101654 bytes)

"El bulevar Oroño es un paseo único en Rosario por sus características paisajísticas. Se extiende a lo largo de 18 cuadras, entre el parque Jorge Raúl Rodríguez (conocido por Parque Norte) donde se proyectara en 1925 la gran estación terminal de ferrocarril y el Parque Independencia por el Sur".

La imagen expuesta muestra al Bvard. Argentino todavía de tierra, transitado por un coche de tracción a sangre y la mansión de la familia Recagno, una de las tantas mansiones que la  clase alta rosarina hicieran construir en la segunda mitad del siglo XIX sobre el paseo , hoy sede del Liceo Rivadavia.  La misma ha sido tomada de la obra "Imágenes de la memoria. Rosario 1880 - 1930". Texto de Rafael O. Ielpi y Gary Vila Ortiz.  Editores Juan Carlos Caride y María Cristina Butteri.

Bibliografía:

García Ortuzar Raquel: "El bulevar Oroño" Cap. del fascículo N°10: "Bulevard Oroño y el Parque Independencia" Ediciones De aquí a la vuelta. Rosario. 1991.

Los personajes de la declaratoria de Rosario ciudad: Nicasio Oroño. Revista "Rosario, la fuerza de su Historia"N°13. Agosto de 2002.

 

Oroño. Bulevar. Topografía:

Corre de N. a S. desde Av. Wheelwrigt hasta Av. Battle y Ordoñez, desde 100Bis hasta 6100 a al altura de Córdoba 2100; Bv. Seguí 2100; Av. Batlle y Ordoñez 800.

Se le impuso ese nombre por Ord. 10 del año 1904.

Recuerda a Nicasio Oroño ( 1825 - 1904) figura emblemática de nuestra ciudad.

Juan Alvarez describe su imagen apenas inaugurado:

Embellecido con jardines centrales es ahora paseo elegante; allí es común el

          Bulevar Oroño a principios del siglo XX:

Juan Alvarez describe su imagen apenas inaugurado:

"Embellecido con jardines centrales es ahora paseo elegante; allí es común el competir de costosísimos trotones rusos o árabes durante el desfile de landós y coupés y victorias y vis a vis con arreglo a la última moda parisien".

 

Las estatuas gemelas al general  Belgrano

El día 8 de octubre de  1928 sobre bulevar Oroño, en intersección de avenida de las Magnolias, se erigió el monumento ecuestre  al general  Manuel Belgrano, siendo intendente el señor Tobías Arribillaga. No muchos rosarinos saben que existe otro monumento idéntico en la ciudad de Génova , Italia. En efecto, en el año 1925 surgió la idea  a un grupo de argentinos residentes en la ciudad , dirigidos por Santiago Pinasco, de erigir un monumento ecuestre en la ciudad de  Génova - cuna del padre del general -  - y otro en  Rosario, para homenajear  al Creador de la Bandera.

La arquitectura del bulevar:

Refiere García Ortuza: "La dinámica en los últimos años del siglo anterior  y en las primeras de éste, hicieron posible que se consolidara rápidamente, desde el punto de vista edilicio, al ser elegido por el sector de mayores ingresos para construir viviendas representativas, aunque hubo algunos edificios con otros usos como la Iglesia Alemana, el Colegio Marista, los actuales Tribunales Federales,el Colegio y Capilla de la Misericordia (  aambos a la altura del  900),  La Facultad de Ciencias Económicas, La sede del Automóvil Club (Oroño y 3 de febrero). Estas contruccciones estaban flanqueadas  por viviendas lujosas, mansiones y palacetes, productos  del poder económico de aquella época. Imponente arquitectura  qque daría a Oroño el carácter de arteria distinguida.  Lástima que con el tiempo ha ido desdibujándose su estructura básica, al ser reemplazadas  las antiguas casonas por edificios de altura, o bien  ocupadas por escuelas o clínicas por su gran tamaño. En 1868, en esta joven población con apenas 23 mil habitantes asentados en torno a la plaza 25 de Mayo, preparándose para estar a la altura de su destino promisorio, las obras crecen en forma numérica y ampulosa y la Municipalidad creada 6 años antes decide abrir dos bulevares ajardinados, El Argentino (actual Av. Pellegrini y El Santafesino (hoy Oroño)

Boulevard Oroño en el siglo XIX
Inaugurado en 1887, era el sitio d
e mayor relevancia, donde se congregaba lo más distinguido de la ciudad. Era obligatorio ir los domingos hasta la zona del
Mercado Modelo (cuyo edificio hoy no existe y estaba emplazado en Oroño entre Salta y Jujuy) y volver por calle Córdoba hasta San Martín, donde se alquilaban los coches de plaza.

El boulevard a principios del siglo XX:


Raquel García Ortúzar expresa: "El bulevar Oroño es un paseo único en Rosario por sus características paisajísticas. Se extiende a lo largo de 18 cuadras, entre el parque Jorge Raúl Rodríguez (conocido por Parque Norte) donde se proyectara en 1925 la gran estación terminal de ferrocarril y el Parque Independencia por el Sur".

Juan Alvarez describe su imagen apenas inaugurado:"Embellecido con jardines centrales es ahora paseo elegante; allí es común el competir de costosísimos trotones rusos o árabes durante el desfile de landós y coupés y victorias y vis a vis con arreglo a la última moda parisien".

Suárez Pinto consigna: “Pasaban los años y se edificaba constantemente; en los arriates centrales crecían las plantas y palmeras. Se hizo necesario más amplitud y el paseo se trasladó al sur, abandonando la zona del Mercado Modelo, que pasó a ser parte de la sección prostibularia.
Las cuatro plazas en la intersección de ambos bulevares, (hoy Av. Pellegrini y Oroño) más el Zoológico y el Parque Independencia , le darían una nueva personalidad.

 

La arquitectura del boulevar:

Refiere García Ortuza: "La dinámica en los últimos años del siglo anterior  y en las primeras de éste, hicieron posible que se consolidara rápidamente, desde el punto de vista edilicio, al ser elegido por el sector de mayores ingresos para construir viviendas representativas, aunque hubo algunos edificios con otros usos como la Iglesia Alemana, el Colegio Marista, los actuales Tribunales Federales,el Colegio y Capilla de la Misericordia (  aambos a la altura del  900),  La Facultad de Ciencias Económicas, La sede del Automóvil Club (Oroño y 3 de febrero)."

Estas contruccciones estaban flanqueadas  por viviendas lujosas, mansiones y palacetes, productos  del poder económico de aquella época. Imponente arquitectura  qque daría a Oroño el carácter de arteria distinguida.  Lástima que con el tiempo ha ido desdibujándose su estructura básica, al ser reemplazadas  las antiguas casonas por edificios de altura, o bien  ocupadas por escuelas o clínicas por su gran tamaño.